Seguro que alguna vez ha visto una manzana podrida (o una naranja con moho, que también nos vale).

Usted sabe que en cuanto una pieza de fruta se pudre o se enmohece hay que sacarla rápidamente del frutero, porque si no lo hace estropeará a las demás.

Eso pasa cuando las manzanas (o las naranjas) se almacenan todas juntas, amontonadas. No están en compartimentos estancos.

Los barcos antiguos no tenían compartimentos estancos. Por eso duraban un suspiro en batalla: un agujero en el casco, y ¡al fondo!

 

Compartimentos estancos - barco antiguo

En cambio, los barcos modernos se construyen ya con su casco dividido en varias partes. Esas partes tienen paredes que separan unas zonas de otras. Y tienen puertas que se pueden cerrar desde el puente de mando, aislando una zona (o varias) respecto a las demás.

Estos compartimentos estancos son muy útiles cuando se abre una vía de agua en el casco porque:

  • Sin ellos todo el barco se llenaría de agua y naufragaría.
  • Con ellos el barco puede llegar a puerto a pesar de que uno o varios de sus compartimentos se hayan inundado.

Manzanas podridas… Naranjas mohosas… Barcos que se hunden…

Estará usted pensando: “¿Por qué no nos dejamos de tantas metáforas y vamos a algo que se pueda aplicar directamente a mi persona?”.

Tiene toda la razón. ¡Vamos al tema!

La vida y sus distintas facetas

En su vida hay muchas facetas distintas:

  • su yo personal,
  • su salud,
  • su familia,
  • su pareja,
  • sus hijos,
  • sus amigos,
  • su trabajo,
  • su patrimonio,
  • sus estudios,
  • sus ilusiones,
  • sus planes de futuro…

Estas facetas tienen un aspecto en común: lo que suceda en ellas le afectará a usted directamente:

  • Si van todas mal, usted será infeliz y tendrá una mala vida.
  • Si van todas bien usted rebosará felicidad y vivirá cómodamente.

Pero la vida no es tan sencilla.

Es mucho más complicada que todo esto.

Los distintos aspectos de su vida nunca van todos bien o mal a la vez. Cada uno es lo suficientemente dinámico y cambiante para mejorar o empeorar a su propio ritmo.

Los distintos aspectos de su vida nunca van todos bien o mal a la vez Clic para tuitear

En previsión de que alguno de estos aspectos vaya mal, usted tendrá que decidir si pone en marcha algún sistema para evitar que contagie a los demás. Con ello tendrá que elegir de qué modo vive su vida.

¿Elige usted conscientemente la forma en la que vive su vida?

La forma en la que estará usted viviendo su propia vida, si no se ha parado a pensar en esto que le estoy contando, seguramente será un totum revolutum.

Sin fronteras entre las distintas facetas de su vida, todos los aspectos de la misma se moverán e interaccionarán entre ellos sin ningún orden ni concierto. En constante movimiento impredecible, como pollos descabezados.

 

Compartimentos estancos - pollos descabezados

Con este modo de vivir, cuando algo vaya mal afectará al resto de las facetas de su vida.

Como en el cesto de manzanas, en el que si se pudre una empezará a pudrir las demás. Como los barcos antiguos, a los que una sola vía de agua mandaba inexorablemente a pique.

¿Hay alguna forma mejor de vivir su vida que en este desorden espontáneo?

¡La hay! ¡Déjeme que se la cuente!

Mi consejo acerca de la mejor forma de vivir su vida

La forma en la que le aconsejo que viva su vida es en compartimentos estancos. Separando las distintas facetas de su vida y no permitiendo que se mezclen.

Que interactúen, sí. Que se mezclen, no.

Se lo explico…

Siga mi consejo: viva su vida en compartimentos estancos Clic para tuitear

La familia, los amigos, el trabajo, su ocio, sus reflexiones, sus ilusiones, sus planes… aunque tengan mucha relación entre ellos deberían poder manejarse de forma independiente.

¿Cómo se puede hacer esto? ¡Me alegro de que me haga esa pregunta!

Lo que le voy a decir le puede parecer una tontería, pero no lo es: lo primero que hay que hacer para vivir en compartimentos estancos es decidirse a hacerlo.

 

Compartimentos estancos - Mujer pensativa

Y esa decisión ha de ser reflexiva, fundamentada y comprometida.

  • Reflexiva: Piense en las ventajas (de ellas va esta entrada) y en los inconvenientes (principalmente, el hecho de que le va a ocasionar trabajo y va a requerir de usted esfuerzo, como todas las cosas que no son espontáneas) que representará vivir en compartimentos estancos.
  • Fundamentada: Una vez que sopese los pros y los contras decida si quiere seguir adelante o no, en base a unos fundamentos sólidos. Serán más sólidos cuanta mayor ventaja le hayan sacado los pros a los contras en la fase reflexiva.
  • Comprometida: Esto no puede ser flor de un día. Usted ha de comprometerse a ser constante en las medidas que le sugeriré y ponerlas en marcha. Si va a ser un “aquí te pillo, aquí te mato” y va a durar un par de días su propósito de vivir en compartimentos estancos, para eso ni se moleste en empezar.

Una vez tomada la decisión, ¡vamos a ponerla en práctica!

Cómo vivir su vida en compartimentos estancos

Para aprender a vivir su vida en compartimentos estancos le voy a dar un protocolo de 5 pasos. Son pasos muy sencillos. Tan sencillos que en algún momento puede pensar que no van a funcionar. No lo haga. Funcionan.

No le pido fe. No ha de creerse nada. Sólo ha de probarlo, poniéndolo en práctica. A posteriori, una vez probado durante algún tiempo, ya podrá decir si funciona o no.

Aprenda a vivir en compartimentos estancos en 5 pasos Clic para tuitear

Veamos cuáles son los cinco pasos para aprender a vivir en compartimentos estancos:

Primer paso: “La lista”

Empiece haciendo una lista con los distintos aspectos de su vida. Por ejemplo, los que le comenté antes de “yo personal”, “salud”, “familia”, “pareja”, “hijos”, “amigos”, “trabajo”, “patrimonio”, “estudios”, “ilusiones”, “planes de futuro”… y todos los que se le ocurran que sean importantes para usted.

¿Ya terminó la lista?

¿Cuántos apartados tiene? ¿Tres? ¿Nueve? ¿Sesenta y cuatro?

¡Pues cada uno de esos apartados será un compartimento estanco!

Segundo paso: “Las fotos fijas”

Póngase a pensar en cómo está cada elemento de su lista.

¿Le van bien las cosas en él? ¿Hay algo que le gustaría cambiar? ¿Le gustaría eliminar alguna parte de su vida en la faceta concreta?…

Piense al menos TRES minutos en cada apartado de la lista.

¿Ya lo ha hecho? Pues esa es la “foto fija” de dónde está hoy en relación con los distintos aspectos de su vida.

Esto es una auditoría de cómo está su vida en este momento. Viene muy bien porque nos sitúa, de una forma analítica y objetiva, en el momento vital que estamos viviendo. Nos da una panorámica de nuestra realidad.

Tercer paso: “El repaso”

Rememore el día de ayer. Solamente el día de ayer. No se vaya más atrás en el tiempo.

Piense en si algún compartimento de los que ha definido que conforman su vida ayer se relacionó con otro, condicionándolo. No le será difícil, porque toda nuestra vida está interrelacionada.

Por ejemplo: “ayer salí de casa tarde porque mi hijo me retrasó (aspecto: “hijos” o “familia”, donde usted lo haya clasificado) y llegué al trabajo de mal humor (aspecto: “trabajo”), con lo que tuve una discusión con mi jefe”.

Otro ejemplo: “estaba hasta las cejas de trabajo (aspecto: “trabajo”) y no pude comer. A media tarde me dio un mareo que me hizo caer y darme un golpe en la cabeza (aspecto: “salud”)

Repase el día completo y vea cuántas relaciones puede establecer. Cuántas influencias de un aspecto de su vida sobre otro distinto puede recordar. Apúntelas.

Cuarto paso: “La selección”

Lea la lista que ha apuntado, la de la interrelación de los distintos aspectos de su vida en el día de ayer, y seleccione aquellas relaciones en las que usted pudo hacer algo para que no se produjesen. Piense en qué podría haber hecho mejor:

  • Por ejemplo, podría haber aprovechado el trayecto al trabajo para relajarse activamente y desprenderse del enfado por el retraso debido a su hijo. Se habría ahorrado la bronca con el jefe.
  • O en el otro ejemplo, podría haber destinado al menos 5 minutos para comer unos frutos secos, un pincho o una pieza de fruta. Habría evitado el chichón en la cabeza.

No se trata de que usted se machaque psicológicamente con lo que podría haber hecho. El agua ya ha pasado por el molino.

Se trata de que vea que puede separar los distintos aspectos de su vida. Eso sí que depende de usted.

Quinto y último paso: “La elección”

Decida que mañana va a vivir usted en compartimentos estancos. Y que va a estar alerta ante injerencias de un aspecto de su vida en otros, para evitarlas cuanto antes.

Según vayan pasando los días y siga usted estos pasos, irán apareciendo cada vez más situaciones mezcladas.

¡Mejor! Porque serán más ejemplos que tendrá usted presentes para poder evitarlos.

Cada día ha de ser una decisión renovada de hacerlo cada día mejor el día siguiente.

No tenga prisa. Roma (o Zamora) no se hizo en una hora. Los cambios siempre llevan su tiempo.

Y no se relaje, porque esto no termina aquí. Un día a la semana (el que yo le aconsejo es el domingo) después de darle el repaso a los puntos 3, 4 y 5, tómese 5-10 minutos para volver a situarse en el paso 2. Y sáquele una foto fija a las facetas de su vida en ese instante. Seguro que le sirve para ver si está haciendo las cosas bien.

Conclusión

Ya ve. Si no se esfuerza usted por vivir en compartimentos estancos su vida será una mezcla de todas sus facetas, en las que unas afectan a las otras. Si algunas van mal pueden contagiar a las otras, como se contagian los gusanos las manzanas o el moho las naranjas, o como se inunda y se hunde el barco completo si su casco no está compartimentalizado.

Usted es el capitán del barco de su vida, así que vívala en compartimentos estancos. Le irá mucho mejor.

Es usted capitán del barco de su vida. Vívala en compartimentos estancos. Le irá mejor Clic para tuitear

¿Quiere usted mejorar su vida personal, familiar, de pareja, afectiva, de relaciones, laboral? ¿Quiere sacarle a su vida el máximo rendimiento? ¡Pues déjeme ayudarle!

 

Hacer coaching con el Doctor Daniel González

Categorías: Coaching

Doctor Daniel González

Médico - Coach - Blogger - YouTuber - Divulgador - Escritor Soy un oncólogo que, como faceta adicional a mis perfiles de médico consultor y de coach, me he empeñado en divulgar contenidos de salud de una forma entendible, útil y práctica para que por medio del conocimiento actualizado y riguroso todos seamos capaces de convertirnos en los mejores cuidadores de nuestra propia salud.

4 commentarios

Mariela Lopera · octubre 9, 2017 a las 2:27 am

Gracias Doctor Daniel, eso es especialmente útil cuando debido a la enfermedad es preciso agendar cada minuto del día y trabajarlos por separado.
Ya hemos iniciado nuestra página para acompañar a pacientes con cáncer de mama y sus artículos y videos son nuestra principal fuente de consulta. Dios lo bendiga. http://www.alasdevida.co/

    Doctor Daniel González · octubre 9, 2017 a las 7:39 am

    Enhorabuena por su página, Mariela. Muy bonita y muy útil para las mujeres interesadas en todo lo relacionado con el cáncer de mama. ¡Mucha suerte con su fenomenal labor! 😉

Agustín Emilio Cuesta Menéndez · octubre 9, 2017 a las 8:32 am

Encuentro que estas recomendaciones sobre separar la vida en compartimentos estancos resulta muy novedoso y promete ser muy efectivo, pero no me cabe duda que será necesario trabajarlo mucho para conseguir que sea eficaz. Desde luego que el que algo quiere algo le cuesta, nada nos es dado gratuitamente. Muy agradecido por esta brillante exposición.

    Doctor Daniel González · octubre 9, 2017 a las 9:36 am

    Todo lo que merece la pena en la vida hay que trabajarlo con constancia y durante tiempo. Los atajos no llevan a ningún sitio.
    Cambiar algo en la propia vida es difícil. Se necesita orientación (yo la doy aquí) y esfuerzo (eso lo ha de aportar cada uno).
    Gracias por pasarse por el Blog y por comentar, Agustín Emilio 😉

¡Anímese a participar comentando lo que desee!

Entradas relacionadas

Coaching

Coaching: Los Pequeños Detalles

Videoconsejo acerca de la importancia de los pequeños detalles. Vea, vea…

Coaching

Coaching: El Miedo al Futuro

Vea este video con un consejo rápido para no vivir con miedo. Vea, vea...

Coaching

Crisis de Pareja: las dos Formas de Afrontarlas

¿Alguna vez ha tenido una crisis de pareja? ¿Sabe cuáles son las dos maneras más frecuentes de afrontarlas? ¿Sabe cuál es la mejor? ¡Aquí le doy la respuesta! Lea, lea...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies