El coaching empresarial es el que hace como objeto de su actividad a la propia empresa en su conjunto.

Una empresa es como el cuerpo humano. Estará sana y crecerá si sus partes están bien y funcionan conjuntadas y remando en la misma dirección:

  • Si el director general hace bien su trabajo la empresa mejorará progresivamente.
  • Si las personas de recursos humanos son expertas en su labor todos estarán contentos, y se contratará siempre a los mejores.
  • Si los administrativos no pierden ni un solo papel todo será eficacia y minimización de la burocracia.
  • Si los de marketing y ventas son excelentes en su tarea las cifras de ingresos irán como cohetes.
  • Si las personas de recepción o de atención al cliente tienen un auténtico don de gentes y una franca preocupación por el cliente, los clientes se mantendrán fieles.
  • Si las personas que se encargan de la fabricación de los productos que la empresa vende o de la prestación de los servicios que la empresa proporciona son los mejores, la empresa competirá con ventaja con otras empresas.

Ya ve por donde voy. Pues mi enfoque de la empresa es el mismo que tengo con el cuerpo humano.

  • Si los órganos del cuerpo están averiados, habrá que arreglarlos.
  • Y si esos órganos funcionan pero no lo hacen en un conjunto armonioso, habrá que acompasarlos para que el todo mejore día a día.

Cuando muchas empresas empiezan a notar dificultades a veces no son capaces de descubrir cuál es la causa de que lo que antes funcionaba bien ahora esté empezando a fallar.

Pero no sólo es necesaria la Consultoría de Coaching para Empresas cuando hay problemas.

Cuando una empresa tiene éxito, muchas veces pierde el norte y deja de seguir los valores que la condujeron al triunfo. De ahí lo de que es más fácil llegar que mantenerse. Es importante en las empresas exitosas mantener sus valores para poder seguir mejorando y seguir triunfando.

Para todo esto, y mucho más, está la Consultoría de Coaching para Empresas.

  • Si todo va bien, le ayudará a que las cosas vayan mejor, en la parte de la empresa que usted decida (o en toda ella).
  • Si empiezan a ir las cosas mal, le ayudará a parar el deterioro buscando las causas del mismo y descubriendo puntos de mejora que le harán revertir la tendencia.

No dude en ponerse en contacto conmigo a través de esta dirección de correo electrónico si quiere darle un buen empujón a su empresa, ya sea para salir de un bajón o para mantener y acrecentar su éxito:

Contactar con el Doctor Daniel González