Dejar de fumar es la mejor acción que puede usted llevar a cabo para proteger su salud, porque el hábito tabáquico es la mayor agresión a la salud que podemos llevar a cabo.

No banalice el tema del tabaco. El tabaquismo esconde por debajo una adicción: la adicción a la nicotina.

He dicho que la nicotina es la sustancia a la que el fumador es adicto. Por tanto, ¿qué pasa si deja de consumirla? ¡Que tiene un síndrome de abstinencia, para entendernos, un “mono“!

Usted se puede preguntar: ¿Y si la persona se va a enganchar, ¿por qué empieza a fumar? ¿Por qué no se le teme al cigarrillo lo mismo que se le teme a la aguja de los drogadictos que se pinchan?

Parte de la razón es el cuidadísimo diseño que hay detrás de algo tan, en apariencia, poco complicado como el cigarrillo.

¿Qué tiene esta obra de ingeniería que es el cigarrillo que le hace tan peligroso? Muchas sustancias tóxicas.

Ya ve. Es un vicio. Es una adicción. Y es muy peligroso para la salud.

Así que si está pensando en empezar a fumar, piénselo dos veces. Y si ya fuma, no pierda ni un minuto más y empiece a dejar de fumar. Puede usar los múltiples recursos que tiene a su disposición, como estos:

1.- Los parches y chicles de nicotina, que harán que su dosis diaria de nicotina, la sustancia que le provoca la adicción, vaya bajando paulatinamente.

2.- Pastillas que disminuyen los síntomas del “mono” y que hacen que tengamos menos ganas de fumar.

Para dejar de fumar, con toda confianza, puede elegirme a mí.

En el “Programa para dejar de fumar para siempre” le haré abandonar el hábito tabáquico, para no volver a cogerlo nunca más.

Lo puede hacer desde cualquier sitio del mundo, de forma online, o si vive en Asturias (España), lo puede hacer cara a cara conmigo en mi consulta de la Clínica Avilés, de Avilés.

Aquí le dejo mi dirección de correo electrónico para que contacte conmigo y se informe a fondo:

Contactar con el Doctor Daniel González